Seleccionar página

El tono en eventos de empresa

¿Cómo es mi espectáculo para corporaciones, cenas de empresa y celebraciones con empleados o clientes? Soy un profesional de muchos años y -como tantos otros colegas- se supone que hago la magia muy bien. Así que hoy quiero hablar del tono en eventos de empresa. ¿Fiesta de empresa? ¿Cena? No es lo mismo que agasajar a unos clientes o presentar un producto. ¿Cena de navidad? Siempre, sea el formato que sea, garantizo que nada que no pueda ponerse al día siguiente en Facebook ocurrirá en mi espectáculo. La diversión es importante, el tono más.

Magia para Schlinder

Lo que te divirtió en un contexto quizá no lo necesitas en otro

Hay artistas que ponen el piloto automático y sea cuál sea el público que tengan delante hacen el mismo repertorio y los mismos chistes. Puede que en un pub donde nadie o casi nadie te conoce, -me decía cierto alcalde-, tenga gracia dirigirte a alguien con un “¿Quiere venir a ayudarme? Sí, usted, la señora del bigote”. En realidad creo yo que hay muy pocas situaciones en las que se deba usar ese humor. Hay gente que tiene complejo por su calvicie. Nada tiene de particular ser calvo. Pero yo no sé si a esa persona le importa o no que nos riamos de ello. Es más, como me decía ese alcalde, la broma más ingenua a lo mejor esta metiendo el dedo en la llaga sin saberlo. Y es verdad. La gente de un pueblo pequeño se conoce toda entre sí. Una broma mal pensada puede despertar algún problema que estaba larvado o como me decía este señor; luego hay que estar todo el año aguantando los comentarios. En la ciudad se ríen de ti pero ya no vuelves a coincidir con la mayoría de esas personas.

¿Qué tiene que ver esto con la magia de empresa? Pues que en eventos de empresa es lo mismo. Un pequeño “pueblo”, donde todos se conocen y puedes meterte en un “jardín” con lo que tú crees ser de lo más inocente. Por eso mi humor no tiene víctimas -en todo caso yo mismo- es un humor blanco que a nadie ridiculiza y quien participa lo hace porque quiere. Tiene que ser así. Incluso en situaciones informales como puede ser una sobremesa, sacar a alguien a que te ayude le pone en una situación de desamparo ¡no sabe qué tiene qué hacer y sabe qué tú si sabes qué hacer! Y es en esos momentos cuando tienes que ser más cuidadoso y hacer que todos se sientan cómodos.

Un ejemplo con un juego de mi creación: hago aparecer una bola, la paso de una mano a otra y a una persona le pregunto dónde se encuentra la bola. Sé que piensa que llevo ventaja y que le quiero hacer quedar mal. Pero le dejo acertar. Lo repito y vuelve a acertar. Finalmente muestro que tengo una bola en cada mano “Porque me gusta que acierten”. Luego pasan más cosas, pero este detalle es el que ya mete inconscientemente, sin  necesidad de decirlo, el mensaje de que aunque creas que te pongo en un aprieto no serás ridiculizado.

Y siempre queda ¡hacer magia yo solo! Que para eso llevo a los eventos de empresa mi magia visual, mis palomas, mis levitaciones, etcétera.

Más info: 617735351  iurgi@iurgimagia.com

solapa avatar